Las zapatillas de casa son esas grandes olvidadas cuando tenemos los pies delicados o usamos plantillas.

En la mayoría de los casos, estamos deseando llegar a casa para deshacernos del calzado que llevemos y liberar así nuestros pies. Pero no nos debemos olvidar que, si tenemos los pies delicados, es importante que los cuidemos también al llegar a casa.

¿DEBES SEGUIR USANDO LAS PLANTILLAS EN CASA?

Efectivamente, si tienes los pies delicados o usas plantillas, es aconsejable seguir usándolas en casa, sobre todo si nos vamos a mover mucho dentro de la vivienda.

Una cosa es sentarse y quedarse quieto, que en este caso podremos ser mucho más flexibles. Pero en el momento que nos levantemos y apoyemos el pie, si no las tenemos colocadas, la pisada no será beneficiosa para el pie.

Para evitar este error, las plantillas siempre puestas y, a ser posible, en zapatillas cerradas para mejorar su ajuste y centrar el apoyo en la pisada.

¿ES RECOMENDABLE ANDAR DESCALZO?

Nosotros no recomendamos nunca andar descalzo por casa, tanto si llevas plantillas como si no.

La zapatilla nos protege el pie y el grado de confort de la pisada de una buena zapatilla no la conseguimos con los pies descalzos.

A parte de toda la suciedad y gérmenes que se nos queda adherida a la planta del pie con el hecho de ir descalzos, muchas veces en el deambular por casa, podemos tropezar con la pata de una silla o cualquier otro tipo de objeto que tengamos por el suelo.

El hecho de ir con el pie descalzo no proporciona una protección adecuada para el pie si hay algo en suelo que nos pueda ocasionar una lesión o rozadura.

¿CÓMO DEBEN SER LAS ZAPATILLAS DE CASA ADECUADAS?

A la hora de adaptar nuestras plantillas, las zapatillas de casa deben tener una horma sobredimensionada.

Hoy en día se venden muchos modelos con plantas confortables, pero la morfología de esa planta no es la misma que precisamos para nuestra dolencia y, por tanto, debemos llevar nuestras plantillas personalizadas.

Recomendamos siempre zapatillas cerradas, ya que ofrecen una mayor sujeción, sobre todo si nos vamos a mover mucho con ellas. Si no es así, podríamos usar abiertas del talón con hueco para introducir el pie y abiertas de puntera si llevan gomas elásticas para que no se desplacen hacia delante.

Lo ideal sería una zapatilla muy cerrada con cordones, velcros o estilo bota con ajustes por velcro. Si tienen algo de consistencia en los contrafuertes mucho mejor.

Si la dolencia es muy acusada y nos tenemos que mover mucho por la casa, recomendamos seguir con el calzado ortopédico que utilicemos habitualmente, pero adquirir un nuevo par que usaremos solo en casa, dejando ventilar y descansar los que utilizamos asiduamente, de cara a que se deterioren menos.

LAS SUELAS DE LA ZAPATILLA

Para las suelas recomendamos las gomas de caucho. Son resistentes, flexibles y antideslizantes. Son más duraderas y con un gran poder de agarre.

La suela de goma microporosa es aconsejable para suelos de parquet, porque no deja marcas en el piso. Son antideslizantes aunque algo menos flexibles que las de caucho.

Luego tenemos las suelas de goma esponja, que son las más confortables de pisada y además no deslizan. Esta composición es difícil de conseguir porque la goma tiene pequeñas burbujas de aire por dentro, su estructura se asemeja a una esponja, de ahí su nombre.

Depende de la dolencia, no recomendamos las gomas esponjosas porque al pisar tienen mucho recorrido debido a su gran capacidad de amortiguación, y determinados podólogos no son muy partidarios de que el pie tenga tanto recorrido y son, en este caso, más favorables a la rigidez del calzado, incluso a prescribir calzado de calle para utilizar en casa, por disponer de una mayor sujeción.

Por último, hay gomas de poliuretano, goma Eva y hasta esparto, que se utilizan menos, pero hay firmas que las incorporan para diferenciarse del resto.

Lo más complicado es conseguir en la suela ese grado de textura que las haga confortables y resistentes, algo al alcance únicamente de los mejores fabricantes. Sus mezclas de composición del piso y la temperatura suelen ser secretos.

LOS MATERIALES DE LA ZAPATILLA DE CASA

En cuanto a los materiales, al ser zapatillas que lo que buscan es confort, se suelen usar paños para invierno y lonas en verano.

Dentro de los paños, los tejidos de antelina son más consistentes y se deforman menos. Y para el verano, las lonas con forro de lona aportan transpiración y sujetan algo mejor.

Dentro de las zapatillas de casa, también se usan zapatillas deportivas para relajar más el pie, pero hay que tener cuidado con que tengan capacidad para alojar nuestras plantillas.

En cuanto a los diseños, hoy en día las marcas ofrecen mucha variedad. Los bordados y estampados suelen ser los más solicitados, con ilustraciones de todo tipo , lonas estampadas, paños de dacha, terciopelo, punto… También encontramos adornos metálicos para modelos más sofisticados, pedrería o diferentes dibujos en ambos pies.

Esta tendencia cada vez se va imponiendo más, las zapatillas de casa ya no son aburridas y hoy en día hay infinitas posibilidades.

Zapatillas de casa con diseños originales

¿QUÉ ES EL VULCANIZADO?

El vulcanizado es una forma de unir la zapatilla con su suela.

Hay zapatillas con suela de goma microporosa que se fabrican pegando la suela al resto de la zapatilla.

Con el calzado vulcanizado, lo que se hace es unir la suela mediante calor. La suela se mete en una plancha con la misma forma y, cuando está en estado líquido, se deja unos minutos para que coja consistencia y se separa el molde: la zapatilla queda completamente adherida y fundida con la suela.

Esto hace que la zapatilla tenga mayor flexibilidad y mejor grado de confort, además de una mayor durabilidad, puesto que el vulcanizado tiene una duración más elevada.

Para este proceso se tienen que usar unas composiciones de goma muy específicas, fórmulas que solo los buenos fabricantes saben mezclar, y que suelen mantener en secreto para hacerlas únicas.

Ahí está el secreto de marcas como Wamba, Garzón, Salemera o Doctor Cutillas para hacer sus productos únicos y muy apreciados.

FRIOLERO O CALUROSO: ¿QUÉ ZAPATILLA COMPRAR?

En ambos casos, el diseño y el material son dos partes fundamentales.

Para los más frioleros, cuanto más cerrada sea la zapatilla, mejor. Es conveniente conseguir un buen ajuste al pie. Un diseño cerrado con ajuste de velcro sería ideal, si aún así seguimos teniendo frío, una botita de velcro será una estufa para nuestros pies.

Si a todo esto le unimos paños de calidad con composición de lana y una buena suela de caucho o esponja, con plantilla interior de látex y forro de borreguillo, tendremos la zapatilla perfecta para una persona friolera.

Para los calurosos, recomendamos un diseño más abierto, podemos recurrir a las chinelas con punteras cerradas para invierno, y con puntera abierta para verano.

Los materiales deberán ser lonas de algodón o rizos de toalla de calidad. Con suelas microporosas y un diseño de tiras cruzadas para ventilar bien el pie.

Zapatillas de casa para calurosos

¿ZAPATILLAS DE CASA ABIERTAS O CERRADAS?

La ventaja de las zapatillas cerradas frente a las abiertas reside en la sujección que aportan. La zapatilla cerrada proporciona más seguridad a la hora de caminar con ellas.

No debemos usar zapatillas cerradas para luego llevarlas pisadas, estamos apoyando el pie sobre el contrafuerte y eso puede ser perjudicial para nuestra pisada, además de no ser muy conveniente para la zapatilla. En ese caso es mejor usar unas abiertas.

Si tenemos problemas en la pisada, inseguridad y queremos unas zapatillas abrigadas, lo mejor es recurrir a un modelo cerrado para el invierno y dejar las abiertas para verano, con tejidos más transpirables.

Las zapatillas abiertas producen más inestabilidad, por tanto para las personas mayores es recomendable zapatillas cerradas incluso en verano, para asegurar esa sujeción que aportan.

Zapatillas de casa abiertas

CONSEJOS PARA UN MANTENIMIENTO ADECUADO

Las zapatillas de estar por casa no requieren un mantenimiento demasiado exhaustivo. El mayor problema que nos podemos encontrar es el desgaste de la suela. Con el uso, se suelen desgastar y provocan que pisemos mal.

Se pueden poner tapas de de goma en cualquier zapatero para evitar este desgaste, pero debido al coste no merece la pena, probablemente sea mejor opción desecharlas y adquirir unas nuevas.

Nosotros recomendamos tener varios pares e irlos alternando para que se deterioren menos. Nuestras zapatillas, al estar fabricadas con materiales de gran calidad, suelen durar varias temporadas.

En cuanto a la limpieza, generalmente no es recomendable meterlas en la lavadora. Las zapatillas aguantan, pero se deterioran mucho más rápidamente. Recomendamos lavarlas a mano regularmente pero dejar la lavadora para casos extremos.

En cuanto al jabón, utilizar siempre uno neutro, la espuma seca para manchas puntuales obtiene muy buenos resultados, en tejido claros como las lonas de verano, ayudan a no lavarlas con tanta frecuencia.

TALLAS ESPECIALES

Nuestras marcas, además de las tallas habituales, trabajan números grandes y pequeños tanto para hombre como para mujer.

En el caso de las zapatillas para mujer, disponemos de modelos en las tallas 34 y 35 hasta modelos de la talla 42.

Para las zapatillas de hombre, disponemos de modelos hasta la talla 51 y otros desde la talla 38.

En cuanto a los anchos, disponemos de muchos modelos de hormas con ancho especial sobre todo destinados a personas con problemas en los pies y plantillas ortopédicas.

LAS MEJORES MARCAS DE ZAPATILLAS DE CASA

Doctor Cutillas y Garzón, junto con Berevere en menor medida, son las marcas más solicitadas.

Garzón es el número uno en cuanto a diseños. Sus zapatillas son originales y muy cómodas, fabricadas con materiales de gran calidad. La mayoría de los modelos incorporan plantillas de descanso extraíbles para que puedas instalar las tuyas propias.

Doctor Cutillas es una firma muy solicitada para personas mayores debido a la comodidad y el bienestar que proporcionan. No prestan tanta atención al diseño, pero el resultado es un calzado de gran comodidad y flexibilidad que se adapta a todo tipo de pies.

Berevere también ofrece zapatillas con un diseño más atractivo, prestando especial atención al confort, buscando siempre calzado que aporte el máximo bienestar para los pies más delicados.